Skip to content

!E’ pa’lante que vamos!

 

Olga Vázquez

Imagen

El poder de un sentir  justo y de obligación como ciudadanos nos sorprendió. “INDIGNACIÓN”, fue lo que nos condujo a un cul de sac, donde  todos atrapados nos dirigimos  a una acción sin precedentes en la República Dominicana. En los últimos dos meses y medio,  pequeños titulares en los periódicos nacionales  se hacían eco acerca de las protestas organizadas a nivel mundial por los medios de comunicación digital, el apoyo de personas de medios de TV, y Radio que no están controlados por el expresidente Fernández por fin pudieron expresarse a favor del movimiento  surgido.

A pesar de la  enorme paciencia que caracteriza a nuestro pueblo,  usted,  Dr. Fernández,  nos condujo a una descarga emocional donde cada Dominicano/a no le quedó más remedio que conjugar el mismo verbo, “Protestar”.  Haciendo un poco de historia, queremos recordarle que usted fue elegido en su momento (1996), por su grandiosa oferta de Modernismo, Educación, Tecnología, Desarrollo Social, Cultural y  Turístico, además de la incrementación de la inversión extranjera , Obras Viales,  y su plan de sometimiento al Congreso de un sistema transparente  de  reestructuración y modificación de  las  leyes en lo referente a la elección de los  jueces de la Cámara de Cuentas, de la Suprema corte de Justicia,  añadiendo a esto, las reformas a las  leyes electorales como son : Voto Preferencial y la Ley de Partidos, en fin, estas que forman parte de las tantas que podemos brevemente mencionar.,  puesto que nuestro Pueblo se vistió de gala con su candidatura,  en ese momento, logro usted  sentirnos esperanzados con  su gran discurso, pero  fue tan convincente que  nuestros caudillos de más de 50 años en el ejercicio de la Política Dominicana, se sintieron motivados   a transferirle su poder en vista de que sus vidas terrenales terminaban. Muchos entendimos su grandiosa elocución,  otros (Esa gran masa  de electores fieles a sus líderes caudillistas),  solo se inclinaron en obedecer a su Líder.,

Dr. Fernández, en su primer periodo, entendimos la necesidad de modernizar las oficinas del Estado en vista de poder recaudar fondos para el plan de Gobierno propuesto, por lo que las recaudaciones se incrementaron increíblemente,   pero  después que recibimos algunas de sus propuestas ejecutadas y en funcionamiento, usted deliberadamente se volcó  a desarrollar un Plan Maestro que yo le llamo “E’pa’lante que vamos”, cuyo objetivo principal era  convertirse en un ser Omnipotente.

 ¿Cree usted que no somos capaces de darnos cuenta cada paso que da?, desde sus programas disfrazados de acción social para los más necesitados,  hasta el dominio de las funciones del Tribunal Electoral y  la Junta Central Electoral para la modificación de leyes que ya estaban decididas e implementadas, como la del “Voto Preferencial”, por mencionar una entre tantas,  dicha ley fue modificada para ser menos transparente  la elección de los Diputados, y con esto obtener más curules en el Cámara Baja. Real y efectivamente logró el poder que buscaba, por lo que su temática nos brindó lo siguiente:

1) La más alta tasa de corrupción nunca antes expuesta en nuestro país, esto incluye los escándalos de los Funcionarios de su Gobierno, que jamás fueron destituidos de sus cargos, pero mucho menos cuestionados o condenados.

2) El enorme gasto público  que jamás  Gobierno Democrático  haya exhibido en una administración.

3) La mayor delincuencia corrupta en complicidad con las autoridades de los organismos de la Policía y el DNI.

Y yo le pregunto: ¿Quién le dijo a usted que el Dr. Balaguer y  el Profesor Bosch le regalaron la República Dominicana?,.

He aquí la indigencia de su legado. 

 “E’PA’LANTE QUE VAMOS”,  no es más que es un método de gobernar introducido por el Dr. Leonel Fernández Reyna, basado en la corrupción,  abuso y uso de los recursos del estado, justificado con obras multimillonarias de infraestructuras físicas enormemente sobrevaluada, correspondiendo al endeudamiento de la República Dominicana. Dicho método o fenómeno tiene la  facultad del control total de la hegemonía del estado, en toda su magnitud,    la destrucción y manejo  de la oposición a través del Tribunal Electoral y la JCE, lo que atenta con la democracia del país,  la estabilidad del Sistema de Partidos,  la compra de conciencia de electores, dirigentes políticos, directores  medios de comunicación,  periodistas  de prensa, televisión y radio, y con esto el manejo del poder a gran escala, en el aprovechamiento de la falta de educación, hambre, y ambición que posee nuestro pueblo, pudiendo cada uno de los  Ministros, Amigos y familiares del Estado, hacer actos públicos y encarnarse en la seguridad de que sus acciones vergonzosas  nunca serán cuestionadas, y mucho menos condenadas.  Por lo que la gravedad de  este método enseña a la clase política Dominicana que carece de valores morales a conducirlo en un camino que enarbola la riqueza y el bienestar individual y de grupos, no el de la sociedad, y  con esto, deliberando una represión que margina  la libertad de los derechos de los ciudadanos.

 ¿Cómo logra usted todo esto Dr. Fernández?,  “DINERO”. Cuyos recursos obtenidos por la  gran cantidad de préstamos locales e internacionales aprobados al vapor por su Congreso, no el de la República, y el exagerado cobro de impuestos a los dominicanos, por citar  las fuentes de ingresos más importantes.

 Así, tiene usted la desfachatez en su último discurso de decir, “Que debemos  ser agradecidos con su administración”… A mi entender se convirtió en un Déspota, Abusador, Irrespetuoso, Traidor de su Mentor, perdió el norte, y se congrego en su Ego, que solo le indica su satisfacción personal, alimentándose de lo que sus lambones y esbirros le mantienen diciendo: “Ahí está su obra maestra Dr. Fernández”, “Usted es un Genio, se la sabe todas”, “Usted es  mejor que Balaguer y que Bosch”.

¡Qué Vergüenza!,  ¡Qué Asco!, por lo que no logró trascender, y su moral esta cada día mas cuestionada. Usted pudo ceñir a nuestro pueblo una vez, y quizás lo pueda lograr otra vez, pero ya no con todos Dr. “Genio del Mal”.

Quiero recordarle brevemente que el ego de Rey  Salomón lo llevo a la muerte, y que el internet(Redes sociales, Twitter, Facebook, etc) se ha convertido en nuestro decodificador , en nuestro   “Martin Lutero”, por lo que le ayudo a re memorizar de cuanto hablaba usted ese  internet, que hoy en día es nuestra gran herramienta en contra suya. Solo me queda decirle: Que verdaderamente tenía usted razón cuando dijo: “En la República Dominicana no se puede debatir con nadie, porque no hay nadie que sepa ecualizar”, y yo le digo: Que nuestro pueblo realmente no supo ecualizar cuando lo eligió a usted.

¡Qué viva la República Dominicana!, la de Duarte, la de Sánchez, la de Mella, la de Luperón,  la de Hostos,  la de Salome Ureña, la de Caamaño, de muchos más, y de todos nosotros, que somos capaces de seguir Amándola……

Anuncios